Headlines
sábado, noviembre 26, 2011
.Radiar Noticias Mx

Berrinches y pataleos de ex candidatos... Por Isauro Gutierrez

Recortes...

Por Isauro Gutiérrez Hernández


En plena campaña política, el abanderado panista a la presidencia municipal de Morelia, Marko Cortés, retó en repetidas ocasiones a sus adversarios, a respetar el resultado electoral cualquiera que fuere éste, sin hacer berrinches ni patalear. Grabaciones de entrevistas radiofónicas así lo demuestran, por lo que la actitud asumida después por el mismo político albiazul, resulta incongruente con sus postulados de campaña.

Lo cierto es que Marko estaba convencido de que las encuestas que le habían hecho llegar las empresas que contrató, le estaban diciendo la verdad, por lo que no dudaba que ganaría la elección y por eso lanzaba ese reto.

Sin embargo, la terca realidad del resultado electoral lo llevó a cambiar el discurso y aún después del conteo voto por voto, se resiste a creer que perdió, por lo que la elección de Morelia se decidirá en el seno de los tribunales.

Una nota del periódico La Jornada señala que concluidas las elecciones, el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) recibió 87 notificaciones para juicios de impugnación, de los cuales 55 corresponden a ayuntamientos, 24 a gobernador y 9 a diputados. De acuerdo a la información otorgada por el TEEM, de los 87 juicios, la mayoría de estos (48 por ciento) fueron promovidos por el Partido Acción Nacional (PAN); el 19 por ciento por el Partido de la Revolución Democrática (PRD); el 15 por ciento por el Partido Revolucionario Institucional (PRI); el 10 por ciento por la coalición PRD y Partido del Trabajo (PT); el 6 por ciento por el Partido Nueva Alianza (Panal); por parte del Partido Verde Ecologista (PVEM) uno por ciento; al igual que la coalición entre el PRI y el PVEM. Los 24 juicios de inconformidad para gobernador - correspondientes a los 24 distritos electorales- fueron promovidos por el Partido Acción Nacional (PAN).

Como se ve, el partido que se siente más agraviado es el de Acción Nacional, porque no acaban de entender que el pueblo de Michoacán no se vendió al despilfarro de dinero que regaron por toda la geografía michoacana, además de los programas sociales que el gobierno federal intensificó durante el último mes de proselitismo.

Ha quedado claro que los michoacanos tienen un alto sentido de la dignidad y, aunque aceptaron los regalos del blanquiazul, a la hora de cruzar las boletas, lo hicieron de acuerdo con sus convicciones y no aceptaron la influencia económica, lo que se convierte en una dura lección para quienes piensan que sólo con dinero se ganan las campañas, claro que se ocupa, pero se requiere llenar otros requisitos de trascendencia social para calar en el ánimo de los electores.

La candidatura de Luisa María Calderón comenzó a construirse desde que su hermano la mandó como secretaria de Elecciones al Comité Estatal panista y su crecimiento se debió a una muy buena campaña mediática, pero no le alcanzó porque no tenía la solidez de una carrera hecha en Michoacán y sobre todo en Morelia, por el abanderado del PRI Fausto Vallejo Figueroa, quien estuvo construyendo su candidatura desde muchos años antes que a ella se le ocurriera que podría ser gobernadora de Michoacán.

Los antecedentes políticos de Luisa María Calderón tienen que ver con posiciones plurinominales e incluso, desde el estado de Veracruz, por el que fue senadora de la República, pero no había competido nunca en una elección, fue esta su primera experiencia en las lides de pedir el voto ciudadano, mientras que sus adversarios ya tenían un largo camino recorrido.



Los papás del niño



Resulta curioso observar el comportamiento de los políticos ante escenarios de triunfo y de derrota, todos se dicen progenitores del primero, pero se hacen a un lado cuando les preguntan sobre la segunda. La derrota es la hija que nadie quiere reconocer y acaba por refugiarse en los oscuros sótanos de las excusas.

En cambio, con el triunfo aparecen incontables progenitores potenciales que se ofrecen para registrarlo a su nombre, por lo que a estas alturas, la lista de aspirantes a ocupar puestos directivos en el gobierno, de primero, segundo y tercer nivel, parece interminable y se incrementa cada día con la incorporación de nuevos nombres de quienes, aseguran, tienen amistad con el gobernador electo y esgrimen que siempre le ayudaron en la campaña.

Lo cierto es que esas listas de buscadores de chamba no tendrán ninguna trascendencia, ante la forma en que Fausto Vallejo toma sus decisiones y es seguro que habrá de hacerlo sin tomar en cuenta las presiones de grupos políticos y compadrazgos, porque, como él mismo lo asegura, buscará los mejores perfiles para cada puesto, independientemente de la filiación política. Por lo pronto, para la gran mayoría, sólo son sueños guajiros.

0 comentarios for "Berrinches y pataleos de ex candidatos... Por Isauro Gutierrez"

¿Que opinas de esta nota?