Headlines
lunes, diciembre 12, 2011
.Radiar Noticias Mx

El Drama que nos llega de Bruselas... Por Teresa Da Cunha



Por Teresa Da Cunha Lopes

En la reciente cumbre de Bruselas, los líderes de la UE se embarcaron en un esfuerzo gigantesco para evitar el colapso de la moneda única pero, no es tan evidente, que ese esfuerzo signifique que están interesados en salvar a la Unión.

Inicialmente, los “decisores” (el uso de las comillas es totalmente irónico) debatieron la forma de reabrir (destruir) el Tratado de Lisboa, bajo los “principios” de la propuesta conjunta de Angela Merkel y de Nicolás Sarkozy y, sólo después de la 1a.m. del 9 de diciembre hora de Bruselas, confrontados con el veto británico del Gobierno de David Cameron ( y con el parecer jurídico negativo de los abogados de la Comisión) buscaron la forma de establecer un pacto de estabilidad del euro acompañado de un pacto fiscal en que se activan sanciones para los pecadores fiscales, control centralizado de los presupuestos nacionales por los órganos comunitarios y cambios estructurales para una integración más fuerte de la euro zona.

Claro que en los tiempos actuales en que la cultura visual prima sobre la cultura política, y en que el titular del noticiero primetime televisivo ha substituido la visión política, lo más interesante de la Cumbre de Bruselas ( en la falta de resultados claros y de soluciones operativas, pero en la presencia de una ruptura anunciada) fue la producción y escenificación del “drama” para consumo mediático y aceptación de lo inaceptable por los ciudadanos comunitarios.

El “drama” representado en Bruselas tuvo varios protagonistas y por lo menos dos “episodios”, a los cuales seguramente será adicionado el especial navideño. Y, dado que como siempre la voluntad de los ciudadanos europeos ni siquiera será consultada en la forma del proceso legislativo ordinario ni en la forma del referendo, lo que vamos a ver es una tragicomedia llamada : “Hágase tu voluntad en el lomo de mi compadre....”, o sea en las espaldas del ciudadano, al margen de las competencias de las instituciones comunitarias existentes y en la total inobservancia de los procedimientos de toma de decisiones pactados.

En el reparto del drama escenificado en la Cumbre de Bruselas, el papel de “El malo”, le tocó a David Cameron, quién ya está anunciado para integrar el casting de la nueva versión 2012 de la serie televisiva muy aplaudida “Yes, Prime Minister” ( de la cual fue,soy fanática) ahora que tiene su caída del poder anunciada.

David (interpretado magistralmente por Cameron) llegó a Bruselas bajo el fuego de los euro escépticos, con el apoyo tibio de Nick (Clegg) y las predicciones de la nueva Casandra de la política inglesa, Georges (Osborne).

Los euro escépticos son esa fracción temible de los Tories ( que tuvieron un éxito bastante honesto en las últimas elecciones, perdón, en la última temporada, bajo el nombre escénico de “La Horda”) y que desde Edward Heath, pasando por Margaret Hilda Thatcher, Baronesa Thatcher (heroína inolvidable de “Iron Lady” ) y John Major, ha sido siempre una constante del escenario político británico y una “piedra en el zapato” de todos los gobiernos conservadores en su relación disfuncional con la UE.

David llegó, vetó y cenó. Veni, vidi, PERO non vincit. Y, salió de Bruselas bajo el fuego de Merkozy y el aplauso de los lectores ávidos de los populares tabloides y de “fish and chips”.

Francia, Alemania y los líderes (en el supuesto cristiano de que todavía existen líderes en este mundo) de la euro zona se alinearon contra Cameron y su campaña para obtener concesiones (el “precio justo” ) a cambio del apoyo de la “pérfida Albion” a la nueva Europa pensada como "espacio único fiscal" bajo el talón teutónico.

Los tonos de película de catástrofe fueron colocados por el previo discurso de Sarkozy ante los líderes (¿¿¿otra vez “líderes”???) de su partido de centro-derecha en Marsella en que advirtió que " el riesgo de desintegración de la UE nunca había sido mayor" (Ver episodio piloto).

Con anterioridad, George Osborne, en su magnifica actuación de Casandra (en griego : "la que enreda a los hombres"), había emitido una advertencia escalofriante del "enorme daño" que el colapso del euro podría infligir a los pobres ingleses a punto de sufrir otra retirada de Dunkerque: "Sería un daño enorme a la economía británica, y creo que aquellos que dicen que tendría uno o dos años de penurias antes de recuperarse, son demasiado optimistas"( intervención en la Cámara de los Lores /Comisión de Asuntos Económicos) .

Como en la “Tosca” de Puccini en que Scarpia se apoya en Spoletta para la ejecución del trabajo sucio de la represión, en el drama de Bruselas, Merkozy (Angela y Nicolás)se apoyan sobre Mario Draghi.

El jefe del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cuya institución es vista como crucial en los movimientos de contención de la crisis de deuda soberana, al minuto 23 , rasuró las tasas de interés en un cuarto de punto hasta el 1% y, después, en la escena post derrumbe italiano y anuncio de la intervención en los bancos alemanes, trató de evitar una nueva crisis del crédito al facilitar y ampliar los términos de sus préstamos a los bancos europeos.

Hay que aclarar esta diversión del libreto. Si usted querido lector ( o yo) fuera integrante del consejo de administración de un banco de la euro zona , estaría feliz con esta medida. Cuando una entidad bancaria se encuentra sin liquidez, ahora sí, puede ir al Banco Central Europeo y pedir la apertura del grifo de los créditos (suministro de dinero en efectivo) con tasas muy, pero muy interesantes Pero, atención, así es como las medidas de emergencia de Mario Draghi van a funcionar: a) los bancos pueden acceder a los fondos durante tres años y con garantías mínimas; b) si, por el contrario, usted es un gobierno de la euro zona en dificultad , no cuente con el BCE. El BCE no comprará bonos de la deuda soberana.

La postura de Mario Draghi – que hace lo imposible para ayudar a los bancos, ignorando las llamas en el mercado de bonos soberanos – (tal como la de Scarpia que se apoyaba el “orden”) se ve perversamente apoyada por la estricta interpretación por Draghi (que en este contexto aplica siempre la máxima de nuestro Juárez: “Para mis amigos la ley, para mis enemigos todo el peso de la ley”) de la letra de los tratados y de los convenios europeos. El problema es que el BCE no está autorizado para comprar deuda soberana (o, al menos, sólo en pequeñas cantidades para apoyar la política monetaria). Estas son las reglas. Y Draghi se aferra a ellas .

El coro griego en que se ha transformado el mercado de bonos, se ha pasado la última semana especulando sobre cuándo Draghi rompería las reglas, cuando Draghi intervendría, y.....se horrorizó. La posición del BCE ( vocalizada por Mario) parece ser: lo siento, pero no hay nada que podamos hacer, salvo asegurar que el sistema bancario se mantiene intacto. Y, el coro griego, tal como en la nueva versión de las palabras del Corifeo de “Antigona” preguntaba: “Pero he aquí al rey de esta tierra, Mario , hijo de Draghi, que se acerca, nuevo caudillo por las nuevas circunstancias reclamado; ¿que proyecto debatiendo nos habrá congregado, a esta asamblea de ancianos, que aquí en común hemos acudido a su llamada?”

Así, el escenario se preparó para el drama en la cumbre, al levantar el telón del segundo episodio totalmente dominado por Angela.

Angela es un personaje complejo, cuya interpretación por la Merkel, está lejos de seducir a todos los críticos: tiene ideas firmes acerca de la forma que debe asumir un nuevo tratado (a partir de la revisión del Tratado de Lisboa) y la obsesión, creada por los traumas del pasado, por imponer la disciplina presupuestaria a los supuestos "disientes de la ortodoxia alemana" del club europeo. Angela, versión femenina de Creonte, no puede responder , incluso en el caso de tener éxito, a la grande pregunta del público: ¿que hacer cuando los rezagados de la euro zona con déficit presupuestario entran en recesión y cómo se supone que financiarán la salida de esa recesión? Y, a ella se aplica la frase que Creonte pronuncia en el desenlace de la tragedia “Todo aquello en que pongo mano sale mal y sobre mi cabeza se ha abatido un destino que no hay quien lleve a buen puerto”

En la espera de la mega producción del episodio especial de Navidad de “Hágase tu voluntad en el lomo de mi compadre....”podemos inferir, por el análisis de las últimas escenas del segundo episodio, que Herman Van Rompuy (¿quién? Pues la grande apuesta de los productores en un actor totalmente desconocido), presidente del Consejo Europeo, y mi querido vecino de Valpaços, Durao Barroso (Presidente de la Comisión) tratarán de ganar el apoyo de Cameron y traerlo de vuelta al rebaño. Misión imposible, sin duda.

Finalmente una palabra de aprecio para los responsables de los efectos especiales: las explosiones y los efectos pirotécnicos a cargo de los especialistas Fitch Group, Moody's y S&P siempre estuvieron oportunos, en el momento debido y con los resultados devastadores esperados.

0 comentarios for "El Drama que nos llega de Bruselas... Por Teresa Da Cunha"

¿Que opinas de esta nota?