Headlines
jueves, diciembre 29, 2011
.Radiar Noticias Mx

Las consecuencias de la anulacion en Morelia... Por Luis Patiño




Por Luis Patiño Pozas


Tres percepciones, una consecuencia en la anulación de la elección en Morelia.

Órganos electorales débiles

Lo endeble de la argumentación esgrimida por la sala regional de Toluca del TEPJF para anular la elección de autoridades municipales de Morelia para el próximo periodo, ha generado una percepción generalizada en el sentido de que las autoridades jurisdiccionales “obedecen a una consigna”.

El júbilo desmedido de los panistas locales ante la resolución, el sistemático cuestionamiento que endereza la Presidencia de la República a la legitimidad del proceso electoral en Michoacán y el conteo casilla por casilla para determinar al ganador en la ciudad capital, abona a esta percepción.

En el IEM, los votos se contaron conforme el reglamento lo señaló. No obstante al discurso de Marko Cortés candidato del Partido Accion Nacional a la Presidencia de Morelia, en el sentido de “respetar” el juicio de las urnas, su equipo se encargó de sembrar dudas y hasta videos donde supuestamente demostraban como los propios consejeros “se confabulaban” para derrotar al PAN en beneficio del tricolor.

El TEEM, recibió la impugnación correspondiente y confirmó la victoria de Wilfrido Lázaro por la coalición PRI-PVEM, por ello, un ciudadano medianamente informado no encuentra la solidez en la resolución del TEPJF, a menos que los árbitros electorales de Michoacán hayan errado colosalmente o bien el TEPJF “recibió línea” para perjudicar al PRI.

La basamento de ambos razonamientos, es que los órganos electorales han perdido la confianza que gozaron en antaño y lucen francamente débiles…a punto del desahucio.

Ello, no es sano para nuestra endeble democracia.

Sigue la anulación de la elección estatal.

Los argumentos para anular la elección de Morelia, son válidos para anular la elección estatal, por lo menos a dirigentes de Acción Nacional así les parece.

Juan Molinar, integrante del CEN panista y por mucho uno de los hombres más cercanos al Presidente Calderón, así lo planteó, introduciendo con ello un nuevo elemento para bordar en el sentido de que se trata de una estrategia orquestada desde los Pinos.

A otro nivel y con declaraciones más bien destempladas, los líderes del PRD en Michoacán y Morelia se sumaron a la demanda de anular la elección del gobernador.

Así, pronto se generalizo el comentario en el sentido de que el siguiente en ser revocado en su victoria, sería Fausto Vallejo, hasta hoy gobernador electo. Con lo anterior, los niveles de incertidumbre se han elevado a grados superlativos y el nerviosismo de la clase política michoacana, amenaza con llegar a la ingobernabilidad.

Difícilmente el PRI aceptará que le arrebaten una gubernatura que ya la sienten en la bolsa en plena lucha electoral por la presidencia de la República por lo que los tambores de guerra resuenan en tierras purépechas ante este escenario.

Todos mienten ó todos son iguales.

Los intereses partidistas agudizados con la resolución de anulación de la elección, sitúa a los partidos políticos en Michoacán en un escenario de suma negativa, en la que nadie puede adjudicarse la victoria.

Por el contrario, todos pierden.

El PRI, además de lo obvio de la resolución, deja entrever que continuar en una revisión exhaustiva de casillas puede resultar contraproducente y que el TEPJF falle otorgando, no la vía de una nueva elección, sino el reconocimiento al triunfo del abanderado panista.

El PAN también sale perjudicado, ya que se agiganta la idea de que el rencor del habitante de los pinos es la motivación principal a las decisiones tomadas por un órgano de otro poder.

Especie que se derrumba, ya que Marko Cortés obtuvo una cantidad mucho mayor de votos que Luisa María Calderón en Morelia y sí fuera el móvil sentimental del Presidente, beneficiaría directamente al senador con licencia y no a su hermana mayor.

El PRD más espectador que actor en esta escena, juega su papel de tercero interesado, con un alarde de oportunismo y quizá en un acto de auto suicidio para la elección de julio próximo, alega la anulación de la elección estatal.

Argumento que jamás pronunció durante los 72 días de campaña a gobernador y que incluso el mismo día de la jornada se declaró ganador de la contienda. Hoy lo menos que proyecta es una incongruencia mayúscula.

En resumen, la clase política michoacana sale mal librada y no resiste la menor prueba del calígrafo.

¡Todos mienten!, ¡todos son iguales! o ¡ni a quién irle¡ son las expresiones más escuchadas el día de hoy.

Repercusión inmediata.

Las tres fuerzas políticas se aprestan a competir en la elección extraordinaria, sin duda aún más observada que la anterior en la que no solo los institutos políticos estarán nuevamente a prueba, también los árbitros electorales serán mayormente exigidos.

La lógica nos sugiere “empalmar” la elección local con la de presidente de la república, senadores y diputados federales con lo que sin duda beneficiará al PRI que encabeza las preferencias.

La polarización, será seguramente una característica intrínseca en esta nueva etapa; concurrir un proceso local con los federales dara un tono de mayor beligerancia a la lucha por posiciones y nuevamente desde Michoacán se pondrán en práctica estrategias electorales que más tarde se implementaran en el proceso nacional.

Irremediablemente el proceso michoacano, se pone en la mira nacional.

2 comentarios for "Las consecuencias de la anulacion en Morelia... Por Luis Patiño"

  1. Excelente análisis!!!

  2. Es excelente, la verdad con esto no se avanza se rezaga Morelia …que ya paren estas cosas de niños con dinero!!--- digo por los de la presidencia

¿Que opinas de esta nota?