Headlines
lunes, enero 16, 2012
.Radiar Noticias Mx

Lenta y dudosa la limpieza de Pemex por derrame en Coatzacoalcos #Veracruz

Fotover



- Los métodos usados por la paraestatal para limpiar el vertido de petróleo no impidieron que el crudo llegara hasta la desembocadura del río Coatzacoalcos con el Golfo de México
Dadas las condiciones precarias de recolección de petróleo en el derrame ocurrido en Cosoleacaque, Veracruz, el pasado 31 de diciembre de 2011, y que ya llegó hasta la desembocadura del río Coatzacoalcos con el Golfo de México; Greenpeace tiene serias dudas de que a la fecha ya se hayan recuperado cerca de cien mil litros de hidrocarburo de los casi 238 mil derramados, como aseguran Petróleos Mexicanos (Pemex) (1) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) (2).

El 7 de enero pasado, un equipo de documentación de Greenpeace realizó un recorrido por el río Coatzacoalcos, desde el puerto y hasta el predio “El Polvorín”, en Cosoleacaque y observó que la limpieza del crudo, por parte de pescadores locales en su mayoría, se realizaba con mínimas condiciones de seguridad. La recuperación de la emulsión de agua más petróleo se realizaba con cubetas y de ahí se depositaba en un contenedor; además los cordones absorbentes de hidrocarburos se colocaban en bolsas de polietileno, pero era notorio que de las bolsas se derramaba más petróleo con agua, mismo que seguía escurriendo al suelo, donde no existía alguna membrana protectora como la que menciona Semarnat en su comunicado (2).

Para saber con certeza el volumen de crudo recuperado, se debe esperar a que esta emulsión se separe, debido a la densidad del petróleo crudo y del agua. Una vez que se limpie la región contaminada con crudo, hay que hacer muestreos de hidrocarburos en agua y suelos (caracterización), para asegurar que no se han rebasado los límites máximos permitidos y posteriormente realizar el proceso de remediación o restauración total del sitio, para asegurar la calidad de vida de la biodiversidad en el ecosistema.

“Pemex debe informar cuál es el procedimiento que está siguiendo, junto con la empresa remediadora Caprimex, para atender esta emergencia en Coatzacoalcos, las acciones que realizará para hacer muestreos de hidrocarburos en agua y suelos, cuáles serán las acciones de remediación y/o restauración del sitio, así como las acciones de prevención que realizará para que este tipo de desastres no se repitan”, explicó Beatriz Olivera, coordinadora de la campaña de energía y cambio climático de Greenpeace.

El pasado lunes, la Semarnat dijo que el derrame se encuentra controlado (2), mientras que la delegación estatal de la Procurador Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ha minimizado el problema además de plantear que no se establecerán sanciones a Pemex por tratarse de una toma clandestina (3).

La frecuencia de estos derrames demuestra la negligencia con la que actúa PEMEX: la poca previsión ante este tipo de siniestros, ya sea provocados o por accidentes; la falta de revisión del estado en que se encuentran sus ductos; la tardía respuesta para atender este tipo de eventos, en los que primero involucra y contrata a la población local sin proporcionarle equipos de seguridad a fin de evitar que inhalen el hidrocarburo.

Profepa y el gobierno de Veracruz deben exigir a Pemex que haga públicas las acciones que efectuará para caracterizar, remediar y restaurar la zona, a fin de prevenir futuros derrames y para resarcir los daños a los pescadores y a las familias que se han visto afectadas.

“Hoy sabemos que se registró un derrame más, ahora en Álamo, Veracruz, afectando en esta ocasión sembradíos de naranja (4) mientras que en los últimos meses de 2011 ocurrieron al menos tres derrames graves de petróleo en Veracruz, dos de ellos contaminaron kilómetros del río Cazones y otro la zona urbana de Poza Rica. ¿Cuántos derrames más seguirá ocasionando la paraestatal en Veracruz? ¿Cuántas personas más se verán afectadas? ¿Porqué el silencio y tibieza de las autoridades ambientales ante este tipo de desastres que se convierten en problemas sociales y económicos para las comunidades afectadas?”, cuestionó Olivera.

Pese al gran número de derrames que se han registrado por parte de Pemex, el gobierno federal continúa a la zaga de más petróleo, aventurándose a proyectos cada vez más riesgosos como es el de aguas profundas en el Golfo de México, a profundidades que van desde los 450 m hasta 2,500 metros, aventurándose a conseguir petróleo de difícil acceso, extracción y alto riesgo, sin contar hasta ahora con planes de contingencia que hayan demostrado su éxito al momento de registrarse un derrame similar al ocasionado por la empresa British Petroleum en abril de 2010.

0 comentarios for "Lenta y dudosa la limpieza de Pemex por derrame en Coatzacoalcos #Veracruz"

¿Que opinas de esta nota?