Headlines
miércoles, enero 04, 2012
.Radiar Noticias Mx

Los arriaguistas, enemigos de los nicolaitas - Homenaje a Marciano Razo

Tropa Umsnh y ejercito en Morelia/Carlos M. Cruz






Por: Lic. Enrique Carbonell Chávez


“Homenaje al compañero y amigo Marciano Razo Amezcua”. (QEPD)



Transcurría el año de 1963, la ciudad de Morelia, de Michoacán de Ocampo, vivía uno de sus tradicionales días de paz, armonía, tranquilidad y progreso. Pareciera que nada cambiaría el entorno social y político de la entidad; sin embargo, el gobierno de Agustín Arraiga Rivera desata una ola represiva en contra del movimiento estudiantil en la capital de estado “Purèpecha”, interviniendo en la propia Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH). Institución académica de nivel medio superior y superior, históricamente vanguardista y defensora de la educación laica y gratuita. Acciones restrictivas y negativas del gobierno arriaguista que encontraron respuesta en el movimiento estudiantil en contra de los intereses estatales de injerencia y violación de la autonomía universitaria; y también hacia la derecha empresarial, confesional, intolerante y radical.

Enemigos tenaces también de la clase trabajadora y las causas populares; así como a los movimientos políticos de izquierda, particularmente de las corrientes y grupos socialistas y comunistas. Grupos estudiantiles de izquierda que rescataron la dignidad y el respeto a la autonomía universitaria y el legado histórico de su Alma Mater, la UMSNH, actuando de manera heroica en contra de los grupos estudiantiles de derecha, quienes desde el púlpito de Catedral predicaba y arengaba a las “Hijas de María” y las de la “Vela perpetua” para revelarse en contra de Universidad Nicolaita. Acciones repudiables que afortunadamente fueron rechazadas por la acción valiente de líderes y estudiantes de izquierda como: el Dr. Moisés García López, y el Lic. Marciano Razo, entre otros; quienes sacaron con indignación absoluta, pero sin utilizar la fuerza, los lideres de dercha y sus seguidores, del Colegio de San Nicolás de Hidalgo, como de la facultad de Medicina.

En este entorno político y social fue decisiva la participación ilegal del gobierno federal a cargo de Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz, quienes brindaron apoyo y respaldo absoluto y despótico al gobernador Agustín Arriaga Rivera, servidor y lacayo definitivo de esos regímenes represores y sátrapas. Y quien violentara una vez más la soberanía de la UMSNH al oponerse drástica e impunemente al rectorado de Elí de Gortari, quien apostaba a la aplicación de la Ley Orgánica que estipulaba la orientación socialista de la educación Nicolaita. Acciones violentas que derivaron en enfrentamientos entre grupos antagónicos y que lamentablemente desembocaran en el asesinato del alumno Manuel Oropeza García.

Por su parte, el movimiento estudiantil michoacano de 1966 dio inicio como resultado del aumento de tarifas al transporte público ordenado por el ejecutivo estatal.

Antecedido desde luego, por la constante agresión y provocación a los programas progresistas de carácter científico y tecnológico de la UMSNH. Sucesos repudiables que ocasionaran que se retomara la lucha en contra de los poderes fácticos que desgobernaban a la entidad “Purèpecha” y que se mantenían intolerantes y sectarios en detrimento de la comunidad Nicolaita. Lo que desembocó a su vez en la reacción del sector estudiantil y la población afectada por el aumento inconsciente a las tarifas del transporte.

El movimiento estudiantil del 2 de octubre de 1966, surge de lleno cuando los estudiantes organizaron un mitin en el Portal de Matamoros, y les fuese arrebatado el aparato de sonido por parte de estudiantes reaccionarios de la derecha, auspiciados por el PAN, el clero y grupos empresariales enemigos de la UMSNH, contando con la complicidad y protección del gobierno de Agustín Arriaga Rivera. Y en respuesta a sus justas demandas, actuó en su contra al mismo tiempo la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), en cuya sede se registró la balacera frente a estudiantes inermes e indefensos, cayendo muerto desgraciadamente el estudiante de cuarto año de Contabilidad y Administración, Everardo Rodríguez Orbe.

Sin embargo los estudiantes continuaron heroicamente su lucha, y se movilizaron para difundir entre la población los objetivos y las exigencias del movimiento estudiantil.

En respuesta a la cobarde agresión, el 3 de octubre los estudiantes Nicolaitas secuestraron camiones de servicio urbano, para que en una nueva embestida, a petición del gobernador, el Congreso estatal solicitara al Ejecutivo federal la intervención del Ejército "para restablecer el orden público”. De inmediato, el presidente envió a la capital michoacana un batallón de fusileros paracaidistas de la Fuerza Aérea Mexicana; sumándose más fuerzas armadas concentradas en la XXI Zona Militar el 7 de ese mes trágico.

Esas mismas fuerzas represivas actuaron de manera fascistoide en contra de las subsecuentes manifestaciones de estudiantes y profesores Nicolaitas en el Centro Histórico moreliano. En consecuencia los días siguientes fueron apresados más de 600 estudiantes, académicos y hasta gente del pueblo que simpatizaba con el movimiento en lucha. Hechos que constituyeron el antecedente inmediato de las represiones a los estudiantes en julio de 1968 en la ciudad de México, concretamente en contra de estudiantes de la Vocacional 2 del IPN y de la preparatoria particular Isaac Ochotorena, en la Plaza de la Ciudadela, a sólo cuatro meses de la matanza y represión estudiantil y civil de la Plaza de las Tres Culturas del 2 de octubre de 1968.

0 comentarios for "Los arriaguistas, enemigos de los nicolaitas - Homenaje a Marciano Razo"

¿Que opinas de esta nota?