Headlines
lunes, abril 30, 2012
.Radiar Noticias Mx

¡Ser un candidato asi... No tiene precio!




Por Hugo David Pérez



Desde una playera de 250 pesos hasta un reloj de 117 mil pesos o un teléfono de 25 mil, pueden encontrar los electores en las pertenencias que portan los candidatos a senadores y diputados federales por Quintana Roo. Los priístas del Siglo XXI reviven la frase del patriarca del Grupo Atlacomulco, Carlos Hank González: “un político pobre, es un pobre político”.

NOSOTROS LOS RICOS

Con el estimado precio de 260 mil pesos que entre ropa y accesorios portan durante sus actos de campaña, seis de los candidatos a senadores y diputados federales por Quintana Roo cubrirían 13 mil salarios mínimos de un día de trabajo en el sureste mexicano.

O se pagaría una comida a 26 mil niños de las regiones marginadas que diario deben competir académicamente en sus escuelas para ganarse un lugar en los comedores altruistas.

Pero lo más sorprendente es que tan sólo con lo que porta el candidato a senador priísta, Félix González Canto, se pagarían el 54 por ciento de esos salarios mínimos o de esas comidas. Bastaría con dos de sus lujosas prendas: su reloj IWC Pilot’s con valor de 117 mil pesos y su celular Porsche Design de 25 mil pesos.

Esto sin contar la caravana de Suburbans y escoltas que los acompañan en sus recorridos por los diez municipios del estado ni mucho menos los gastos de su jet privado que utiliza para desplazarse por tramos largos.

USTEDES LOS POBRES

En la lista de la suntuosidad, sigue a Félix, la candidata a diputada por el Distrito III, Laura Fernández, con cuyo Rolex se cubrirían la quinta parte de los salarios mínimos – unos 2 mil 500- o de las comidas altruistas – alrededor de 5 mil–.

En el mismo rango se encuentra su principal competidora, y quien aventaja en las encuestas, la panista Marybel Villegas, cuyo reloj Bvlgari se cotiza en 46 mil pesos en el mercado.

Aunque ello no significa que no les gusten los lujos, los candidatos de las izquierdas al Senado, Joaquín González y Luz María Beristáin, así como la candidata a diputada Graciela Saldaña, han lucido más austeros en sus apariciones públicas. Los precios de sus pertenencias que llevan en campaña no suman más de 12 mil pesos en conjunto.

¿Estrategia electoral? Quizás, pero lo que es una realidad es que difícilmente podrían emparejar al ex gobernador Félix González, ubicado entre los nuevos ricos del estado.

0 comentarios for "¡Ser un candidato asi... No tiene precio!"

¿Que opinas de esta nota?