Headlines
viernes, septiembre 07, 2012
.Radiar Noticias Mx

El trabajo domestico... Por Gerardo Herrera

Por Mtro. Gerardo A. Herrera


En el marco del Segundo Curso Internacional de Alta Formación. Reforma Constitucional de Derechos Humanos, promovido por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), se llevaron a cabo la instrumentación de 4 talleres, uno de ellos, se denomino taller de “Legislación” y se abordo el tema de las trabajadoras domésticas. Me parece importante comentar algunos aspectos sobre este tópico.



El trabajo doméstico, es un trabajo no visible, se realiza en la esfera de lo privado; consiste en la acción física y mental que realizan hombres (los menos) o mujeres en un hogar y para él, incluyen las tareas domésticas, el cuidado de niños, con largas jornadas de trabajo. De manera genérica se puede diferenciar entre remunerado y no remunerado depende del cristal con que se observe.



El trabajo del hogar es el nombre con el que las trabajadoras reivindican su actividad económica y productiva.



Movimientos sociales y organizaciones de trabajadoras del hogar llevaron a considerar el 30 de marzo como el Día de las Trabajadoras del Hogar; su propósito, colocar en la agenda pública la situación de discriminación sistemática y llamar la atención ante la indiferencia social por ser invisibles



Recordamos a 24 años, que en 1988, en Bogotá, Colombia, tuvo lugar el primer Congreso de Trabajadoras del Hogar, donde se conformó la Confederación Latinoamericana y del Caribe de trabajadoras del Hogar (CONLATRAHO), y se instituyó el 30 de marzo como Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar. Con ello, se plantea reivindicar los derechos de este sector compuesto en su mayoría por mujeres indígenas o pobres.



Para diferenciar las labores domésticas que se realizan en casa, generalmente no remunerado y realizado por integrantes de la familia, las trabajadoras del hogar han definido que se les denomine de esa manera, precisamente porque lo que exigen en primera instancia es que se les reconozca como trabajadoras y que en correspondencia con esta condición, tengan acceso igual al goce de los derechos como cualquier trabajador y trabajadora tanto del Sector Público como Privado.



En este sentido, nos parece importante que las organizaciones de la sociedad civil que realizan acciones para fortalecer la política antidiscriminatoria en México, promuevan incidencia política para hacer que los integrantes del Senado de la República apoye a ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre el Trabajo Decente para las Trabajadoras y los Trabajadores Domésticos. De hacerlo, México, permitirá conjuntamente con los países miembros de la OIT, la protección de los derechos de más de 100 millones de personas que trabajan en esta actividad.



En junio de 2011 el Estado mexicano votó a favor de la aprobación de este Convenio en la sede de la OIT en Ginebra. Por lo que las organizaciones de la sociedad civil consideramos que es indispensable que el Senado de la República, previo envío del Ejecutivo Federal que sabemos prepara la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), ratifique este Convenio para que en México se garantice que más de 2.1 millones de personas que realizan este trabajo tengan los mismos derechos que el resto de las y los trabajadores y se pueda superar la brecha de desigualdad que han vivido sistemáticamente.

El tema de las trabajadoras del hogar, debe ser un tema prioritario en la agenda de esta LXII Legislativa del Senado de la República, ya que este sector social requiere de un conjunto de reformas y medidas en los marcos normativos y de políticas públicas, además, claro, de la ratificación de este Convenio; con ello, permitiríamos mejorar e igualar el acceso a derechos debido a la distinción y exclusión de la que han sido objeto por décadas en materia de derechos laborales y de acceso a la seguridad social.

Datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010, en el apartado referente a Trabajadoras del Hogar, ha puesto en claro que además de la desigualdad legal en el acceso a derechos, existen una gran cantidad de prejuicios y prácticas discriminatorias hacia este sector de trabajadoras que afectan la dignidad y la posibilidad de igualdad de oportunidades, especialmente cuando se trata de mujeres trabajadoras, indígenas y pobres.

La Enadis 2010 nos revela que, tres de cada diez personas considera que los derechos de las trabajadoras del hogar no se respetan, además ellas consideran que su principal problema en México hoy es tener mucho trabajo y poco sueldo (38.8%) y en segundo lugar, el abuso, la humillación y la discriminación.

Está en manos de las senadoras y de los senadores ratificar el Convenio 189, toda vez que será una herramienta importante en la eliminación de la desigualdad que viven las personas que realizan el trabajo del hogar; sirva esta nota informativa, para exhortar a las y los senadores michoacanos, para que den su voto a favor de la ratificación de este Convenio que permitirá mejorar condiciones de vida y de recuperación de derechos humanos de las trabajadoras domésticas.

0 comentarios for "El trabajo domestico... Por Gerardo Herrera"

¿Que opinas de esta nota?