Headlines
jueves, octubre 18, 2012
.Radiar Noticias Mx

El Golem Sindical… Por Erik Alviles

marcha-cnte marca



Por Horacio Erik Avilés Martínez

“Quien aspire a ser dirigente tiene que poder enfrentarse,
o mejor dicho, exponerse al veredicto de las masas”
Ernesto “El Ché” Guevara

Durante estas últimas semanas la CNTE ha sido protagonista de gran cantidad de protestas públicas y de un relevo en su dirigencia, habiendo transgredido preceptos estratégicos claves, manifestando escasos conocimientos en el arte de la guerra, basando su lucha en la movilización y en ocasiones incurriendo en vandalismo. Los michoacanos somos testigos de que la CNTE ha forzado sus músculos al máximo, abusando de las tácticas beligerantes y eludiendo sistemáticamente la construcción civilizada de consensos. Además de ignorar los derechos civiles de la sociedad michoacana, han desdeñado a la opinión pública, rehuyendo el debate de altura y el diálogo parlamentario. Fundamental es entender que en sus levas revolucionarias han privilegiado el reclutamiento de perfiles “combativos” –CNTE dixit- y han ignorado la formación de sindicalistas propositivos, a extremo tal que han engullido su exacerbado antiyanquismo y subcontratado al estadounidense Peter Mc Laren para paliar tan enorme falencia.

Inmersos en centenares de incongruencias, la CNTE ha manifestado su vocación corporativista, doble discurso, extrema beligerancia e incluso rapacidad, al grado de robar golosinas y refrescos. En esta acumulación cuantitativa de contrasentidos lograron una torcida síntesis dialéctica, develando al actual gólem sindical, al estilo del poema homónimo de Borges. Es decir, bajo la aparentemente inmensa corporeidad de la CNTE habita un ser de muy escasa capacidad crítica y de negociación, que incluso responde torpemente a los mandatos e intereses de sus creadores.

Los artificios y el candor del sindicalismo no tienen fin cuando consideraron con su doble discurso simultáneamente poder alinear a sus huestes y convencer a la opinión pública. Ello se patentizó al convocar al VI Congreso Seccional, evento en el cual se exhibió el carácter antidemocrático de la corporación sindical. Circularon múltiples denuncias de que había un favorito, dichos jamás probados ante la opinión pública.

Sin embargo, la exposición mediática que recibió un candidato es comprobable de la siguiente manera: en el buscador Google, el Prof. Juan José Ortega Madrigal acumuló 7,440 entradas en el periodo comprendido del 1 de enero al 10 de octubre de 2012. En el mismo lapso Eligio Valdés Cervantes – a quien de poco le sirvió el albazo señalando que contendía “sin contrincante alguno”- acumuló 9 y Eugenio Rodríguez Cornejo - quien fue acusado mediáticamente de ser impulsado por Elba Esther Gordillo, sin presentarse pruebas de ello - solamente 7.

Esto toma mayor relevancia al compararlo con el propio ex líder estatal, el Prof. Jorge Cázares Torres, quien a pesar de estar al frente de la CNTE solamente acumuló 4,690. Es de extrañarse que no haya surgido un movimiento de jóvenes normalistas #YoSoyCNTE18 denunciando las irregularidades en exposición mediática. Más aún: ¿por qué entre los sesenta mil militantes que dicen ser no hubo uno que identificara y denunciara esta abrumadora movilización del Comité Ejecutivo Seccional anterior?

A pesar de su probada cercanía, la entrega de estafeta fue francamente de pesadilla, ya que no obstante tan alta alquimia electoral, el nuevo líder requirió que el exlíder de la CNTE asumiera funciones de vocero y a su vez dejara esperando un día adicional a sus alumnos en Tocumbo. Al fin y al cabo, ¿qué importa un día de clases después de 18 años sin atender grupo? La ruptura de márgenes de negociación con que operaba la CNTE ante el Gobierno del Estado llegó al extremo de que ambos líderes fueron detenidos y trasladados a barandilla. Todo ello, apenas en el primer día hábil del nuevo líder estatal, caso inaudito en la historia del sindicalismo michoacano.

Por todo lo anterior, partiendo de la inviabilidad de la estructura, misión, visión, objetivos y tácticas de lucha de la CNTE, conjuntados con problemas endémicos como el analfabetismo, ausentismo laboral, corrupción, opacidad y la denigración de la imagen del gremio magisterial es momento de que la base magisterial refunde a la CNTE, equilibrando la defensa de los derechos de sus afiliados con el desarrollo educativo. Este maremágnum de recientes contradicciones y derrotas posibilita su reorganización integral. Por ningún motivo la aplicación de la ley debería de añadir a la ya de por sí compleja madeja educativa otra causa, otro efecto y otra cuita. Desde la sociedad civil les decimos que ya basta de actuar bajo la consigna de “destruyamos Michoacán antes que ponernos de acuerdo” o el doble discurso, como el de la movilización del 17 de octubre, en la que la CNTE cerró todas las oficinas de la SEE ubicados en la Avenida Siervo de la Nación… ¡con la salvedad de que a las 10 A.M. liberaron la Dirección de Recursos Financieros para que algunos militantes de la CNTE cobraran

La coyuntura puede radicar en que, a diferencia de todos los líderes anteriores de la CNTE, el Prof. Juan José Ortega arriba con experiencia trabajando en comités de transparencia. Esta convergencia que se da con la Mtra. Teresa Herrera Guido, Secretaria de Educación en el Estado, permite esperar tiempos mejores en la relación sindical con el sistema educativo estatal en un marco de transparencia y rendición de cuentas.

Mientras tanto, ¿quién nos dirá las cosas que sentía Elba Esther al ver a la CNTE en Michoacán?


0 comentarios for "El Golem Sindical… Por Erik Alviles"

¿Que opinas de esta nota?