Headlines
jueves, noviembre 29, 2012
.Radiar Noticias Mx

En el ocaso del poder... Por Luis Patiño #Michoacan

opinion




En mi opinión...
Por: Luis Patiño Pozas



“El poder desgasta ¡pero es más incómodo, no tenerlo!”

En nuestra joven democracia, se elude reconocer cualquier virtud a los competidores, la débil ciudadanía es presa de líderes mesiánicos de todos signos y el éxito económico generalmente se percibe ligado a los más altos niveles de la administración pública y eminentemente a hechos de corrupción.

En esas condiciones, abandonar – no solo la primera magistratura de la nación- sino cualquier posición de poder, se vive como un acto devastador.

El círculo más íntimo de colaboradores y la primera línea de la familia están implicados; cada cuál con sus particulares visiones e intereses, generalmente es en esa franja donde arribar al ocaso del poder se convierte en una verdadera tragedia.

La cultura del elogio, como una forma de oportunismo, hace predecible el abandono, el desprecio y hasta el escarnio, en quién hasta hace poco, era alabado.

Lo políticamente correcto, aconseja, guardar los defectos y maximizar las virtudes de quienes arriban a alguna posición importante. Así, el ex gobernador Godoy Rangel era un hombre brillante, talentoso, simpático y más de alguno no dudo en otorgarle el titulo de estadista, la falta de resultados en seguridad, las erráticas decisiones económicas que mantienen sumida a la administración en la peor de la crisis financiera, se reducían a pequeños traspiés.

Lamentablemente para nuestra cultura democrática, este rito continúa.

De ninguna manera es mi intención regatear las virtudes, que seguramente poseen para arribar a posiciones tan importantes, pero debo resaltar que tras los elogios y alabanzas, se busca construir una ruta de relaciones altamente rentables; lograr ventajas económicas, llegar incluso a algún tipo de complicidad para demostrar “lealtad” y desde luego formar parte de la corte y los placeres que de ella emanan.

En tal trance se encuentra otro michoacano, que aún despacha como Presidente de la Nación y los balances de su gobierno se ponen al orden del día y de lo que hizo y dejo de hacer a favor de su tierra.

Hasta la sensatez que ha caracterizado al Gobernador Vallejo Figueroa a lo largo de su carrera, se vio trastocada la semana pasada cuándo espetó un día antes de la última visita de Felipe Calderón a tierras michoacanas “ni un solo peso de apoyo hemos recibido de la federación”.

De tal forma, que todos aquellos que haciendo alarde de elegancia, astucia, o estilo, se dedicaron a seducir a la familia Calderón, también viendo a través de ellos la posibilidad de negocios, ahora se preparan en cambiar su devoción y reafirmar su “compromiso y lealtad de siempre” con el nuevo grupo gobernante.

Por ello resulta conveniente recordar que la política también es una competencia, y no precisamente un torneo de caballeros, por lo que se afirma que en los círculos de poder “la amistad es falsa y los enemigos reales”.

De tal forma que asistimos al finiquito de las lealtades, al inicio de los ajustes de cuentas principalmente al interior de su propio partido y a muy pronto, las virtudes se convierten en defectos. Así, el ciclo del ocaso del poder se repite invariablemente.
Mala noticia para la democracia, ausencia total de objetividad.

También y en gran medida debido a que el sistema político carece de indicadores de evaluación, de mecanismos de información que transparente el actuar de los servidores públicos en un intento por continuar haciendo discrecional el uso de los recursos, el uso del poder.

En el pecado, encuentran la penitencia.

Sin elementos de evaluación, se enfrentaran indudablemente al ciclo del ocaso del poder.


0 comentarios for "En el ocaso del poder... Por Luis Patiño #Michoacan"

¿Que opinas de esta nota?