Headlines
lunes, marzo 04, 2013
.Radiar Noticias Mx

Por muchos años importo poco: la transparencia... Erik Aviles

jesus-sierra




Por la Transparencia

Horacio Erik Avilés Martínez

En el mes de febrero del 2013 se llevó a cabo una importante reunión del Comité de Transparencia de los Recursos Materiales del Consejo Consultivo y de Apoyo a la Educación en el Estado de Michoacán (CCAEEM). Presidida por el Lic. Jesús Sierra Arias, Secretario de Educación en el Estado, reunió a funcionarios y representantes de la sociedad civil organizada en torno a un tema que durante muchos años importó poco: la transparencia de todos los procesos de la SEE.

Los recursos materiales deben ser manejados con meticulosidad y eficiencia, buscando en todo momento que el equipamiento y los programas de apoyo social verdaderamente lleguen a sus destinatarios, siendo pertinentes, ergonómicos y de alto impacto en el mejoramiento de los indicadores educativos.

Durante muchos años, este enfoque elemental se perdió por completo, habiendo denuncias de toda suerte de atropellos e irregularidades que por acción, omisión o falta de aplicación de la normatividad imperante se multiplicaron por prácticamente toda la geografía michoacana. Como ejemplo, basta saber que no existían mecanismos de verificación testimonial de la entrega de los apoyos para equipamiento o mantenimiento, siendo necesario solamente un recibo firmado por el material que sale del almacén para dar por sentado que se aplicó, digamos, una cubeta de impermeabilizante, quedando en la conciencia de quien firmó el recibo el uso adecuado de tal recurso, sin que existiese posteriormente una verificación en el aula donde se supondría se aplicó, ni mucho menos un seguimiento a la calidad y durabilidad esperada del mismo. De este vacío normativo y procedimental muchas personas se han aprovechado a lo largo de los años, siendo el gran y eterno perdedor el alumno de escuela pública michoacana, quien recibe diluida la herencia que a manera de impuestos pagan sus propios padres y que con la mayor de las esperanzas depositan en sus manos. Otro ejemplo han sido las empresas de equipamiento constituidas por seudocomisionados sindicales que no obstante ser ya vividores del presupuesto educativo, todavía tienen el descaro de participar en licitaciones, con el escudo que el cabildeo de sus padrinos políticos y sindicales les pudieron llegar a brindar para hacer de la educación un negocio redondo para ellos.

En cuanto a los programas de apoyo social, como la entrega de útiles escolares, uniformes y calzado, a pesar de ser una política pública que cuenta con el respaldo de la ciudadanía y que el Gobierno del Estado ejecuta regularmente, ha sufrido de los intentos sistemáticos de manoseo y usufructo por parte de la cúpula de la CNTE en Michoacán, quienes pretenden arrogarse la paternidad de una acción gubernamental, con una intencionalidad totalmente manipuladora, privatizadora y opaca, ya que buscan mantener un coto de poder ante los padres de familia, a quienes aseguran que cada apoyo social que llega a las escuelas es conseguido mediante marchas y plantones, por lo que obtienen un capital político cautivo mediante engaños. Asimismo, tales acciones son privatizadoras porque enajenan los recursos públicos para sus finalidades electoreras, demostrando su deseo de ser el sempiterno brazo armado de algún partido político. También son opacas estas medidas porque en todo este proceso se niegan a la transparencia, rendición de cuentas y contraloría social quienes pretenden apoderarse de este recurso público, habiendo protestado por el atrevimiento de la sociedad civil de verificar que todos los uniformes, calzado y útiles escolares llegasen completos, en tiempo y forma y sin cuota alguna de por medio, con un padrón verificable y auditable.

En esta estrechez de visión y discurso acomodaticio para poder operar la frase que dice “el que mucho reparte, mucho poder tiene”, la CNTE en sus alegatos ha ignorado la lógica más elemental.

Por principio de cuentas, las políticas públicas y acciones gubernamentales se formulan desde el Estado, ya sea por iniciativa propia o por convergencia con la ciudadanía, siendo tales medidas replicables, dinámicas, mejorables y extrapolables, siendo totalmente ilegítima e irracional la pretensión de algún formulador o colaborador en el diseño o ejecución de alguna política pública, la de pretender adquirir patente de corso y derechos eternos sobre de ella. ¡Como si las acciones gubernamentales fuesen patentables!

En seguimiento absurdo a tan inconcebible situación, de tener la razón la CNTE en cobrarnos derechos de autor e imponer compromisos a los ciudadanos por haber alguna vez apoyado la entrega de uniformes, útiles y calzado, esto implicaría que cada vagón del Metro que se pone en operación en el Distrito Federal debería de contar con un operario francés que le recibiese el boleto para poder abordarlo, que cada ejidatario en la región de Múgica, cuando quisiera obtener agua de riego para su parcela proveniente de la presa homónima, su llave debería de ser abierta por un empleado brasileño de la empresa constructora del nicho acumulador del líquido vital ya citado anteriormente.

Por todo lo anterior, es celebrable la transparencia en el sector educativo michoacano, para que rindan más los apoyos sociales y el equipamiento, con contraloría social y certificación de la calidad de los mismos, pudiendo todos los ciudadanos que así lo requieran acceder al fruto de tales acciones afirmativas, sin sentirse en momento alguno comprometidos con intereses cupulares y su proyecto político-sindical.


0 comentarios for "Por muchos años importo poco: la transparencia... Erik Aviles"

¿Que opinas de esta nota?