Headlines
lunes, mayo 06, 2013
.Radiar Noticias Mx

Irse de Michoacan, la tercera opcion

transporte



Por Mario Alberto Escutia

Muy cómodos parecen estar los encargados de gobernar Michoacán a pesar de que los ciudadanos viven en medio de un caos, siendo victimas de los criminales y la crisis económica.

Mientras se concentran en limpiar su imagen pública y distraer la atención en negociar males cíclicos e interminables a los paristas y manifestantes de cada año, disimulan los verdaderos problemas que afectan al Estado.

El secretario de Desarrollo Económico en la entidad, Ricardo Martínez Suárez, recordó que las cadenas de farmacias del Grupo Saba y la corporación Danone abandonaron Michoacán por motivos de inseguridad, dejando sin empleo a miles de trabajadores; en tanto, los comerciantes de las pymes sufren las bajas ventas, dicen que la gente no tiene dinero para comprar y que los constantes aumentos a la gasolina y a algunos productos de la canasta básica han coadyuvado a la crisis que padecen. En los mercados se ha tenido que bajar la calidad de los productos para mantener los precios y competir con las poderosas transnacionales que permitieron instalar en cada esquina.

La situación que viven los michoacanos es de incertidumbre; no se confía en las policías, ni en los gobiernos; ahora los habitantes se miran desconfiados entre unos y otros por miedo a toparse con malhechores y sufrir las consecuencias de un territorio anárquico, donde abunda la inseguridad y la impunidad.

En tierra caliente exigen que el Ejército Mexicano tome las riendas de algunos municipios, porque los alcaldes de la región y el mismo mandatario estatal interino, se encuentran amenazados por los “autogobiernos” y el narcotráfico.

Los últimos acontecimientos han vuelto a poner a Michoacán en las páginas rojas pese a que algunos medios de comunicación serviles del gobierno se encarguen de publicar que “no estamos en el desamparo” y “todo aquí es una maravilla”. La verdadera historia que se escribe a diario indica que la autoridad es incapaz de solucionar conflictos y proveer los recursos necesarios para la armonía y el desarrollo de la sociedad, viéndose superada por los males que dejaron crecer desde años atrás y hoy son motivo de pesares para todos.

Por si fuera poco, otros delitos del fuero común continúan a la alza en el paraíso michoacano; secuestros, extorsiones, ajustes de cuentas y hasta suicidios por falta de atención, son casos que ocurren todos los días en mayor escala. Los ladrones han crecido en sus métodos de violencia y asesinan a sangre fría a quien se le resista, se confían en la corrupción de un sistema de justicia mediocre y arcaico, el cual se ha comprobado que no se ocupa de castigar delitos debidamente, ni mucho menos prevenirlos.

Si existía una esperanza de solucionar la crisis que enfrenta Michoacán, esta se disolvió cuando el gobernador Jesús Reyna García se reunió con el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio, donde el funcionario federal se limito a repetir: “Daremos todo el apoyo”; las mismas palabras trilladas que repitiera el presidente Enrique Peña Nieto antes de replegar la Policía Federal y los militares, para después mantenerse al margen de la problemática, dejando solo a Fausto Vallejo, uno de los militantes priistas que más lo apoyo en su campaña y al cual prometió ayudar de inmediato con mas recursos económicos y oportunidades para los michoacanos, sin que hasta ahora haya cumplido.

En este sentido, es necesario que las autoridades federales cumplan con su trabajo e intervengan para llenar el vacio que no logro llenar la administración vallejista, ni tampoco la actual interina. Urge fortalecer las estructuras del Estado y sobre todo poner orden con la aplicación de la ley, solo así se podrá detener la anarquía que impera, y entonces, comenzar a proveer capitales en el rescate de industrias locales y proyectos viables que regresen a los ciudadanos empleos dignos y la armonía social que requieren, de lo contrario, la situación en Michoacán seguirá empeorando, y lo más grave, sus habitantes continuaran pagando las consecuencias, hasta llegar el día en que decidan que ya es suficiente y tomen la solución en sus manos… o bien, sigan el ejemplo de los empresarios con la tercera opción, migrar a otros Estados donde al menos puedan vivir y trabajar tranquilos con una esperanza factible de bienestar, sin miedos, ni ataduras.

0 comentarios for "Irse de Michoacan, la tercera opcion"

¿Que opinas de esta nota?