Headlines
jueves, marzo 15, 2012
.Radiar Noticias Mx

Son Indignantes, No Indignados... Por Erik Aviles





Horacio Erik Avilés Martínez

En Michoacán, la total incongruencia del normalismo pendenciero y su atávico estado de irrespeto al estado de Derecho evidencian que no tenemos manifestaciones de indignados sino movimientos indignantes que violan nuestros derechos humanos. Es imposible hablar de indignación en grupos que limosnean carentes del más elemental sentido de la dignidad que otorga el ejercicio de un trabajo remunerado y toman para sí lo ajeno tumultuariamente en las carreteras michoacanas. En plena psicosis, la llaga de la condición en la que se encuentran sumidos les duele hacia afuera, opacando el propio valor de su libertad de conciencia, ya que les resulta tarea de titanes ejercer el más elemental sentido autocrítico. Por ejemplo, en el clímax de su surrealismo acusan a los transportistas de dañar a terceros al momento de suspender las corridas foráneas. Su líder argumenta que “toman”autobuses para trasladarse pero no para afectar a terceras personas. En este infantil sofisma está subsumida la irracional premisa de que la falta de dolo los excluye de la premeditación, alevosía y ventaja con que proceden desde hace décadas.

La distancia entre las arengas marxistas y los comodinos pliegos petitorios es abismal, ya que se empiezan a filtrar las exigencias de estos grupos, tales como plazas automáticas, apoyo para un foro “educativo”, un acto de “graduación” y prácticas “pedagógicas”. ¿A qué clase de foro se refieren?, ¿de qué se van a graduar? y ¿acaso las prácticas carreteriles son pedagógicas”?

Señalan que continuarán con la difusión de sus problemas, lo cual sin darse cuenta ya lo han realizado ampliamente: su problema es la falta de respeto por la ley, mientras se siga en esa actitud, habrá que continuar denunciándolos.

Por si fuera poco, amenazan con interponer una denuncia ante la CEDH contra la SEE debido a que la Mtra. Teresa Herrera ingresó al albergue y comedor del internado sin previo aviso a directivos y estudiantes. Encarrerados están exhibiendo cada vez más escarnecedoras e irrisorias vetas de su pensamiento mágico, ya que ahora les resulta un verdadero atentado a su pudor que una profesora ingrese a su albergue - dormitorio sin avisarles. Ecos de una transrealidad agotada, sus acciones han convertido al normalismo beligerante en ínsulas de hombres solos, con escasas oportunidades de demostrar su vocación por el estudio sistemático y pedagógico de la ciencia, de las humanidades y de la realización de investigación. Con cada exhibición de su doble discurso continúan blanqueando el sepulcro del verdadero normalismo mexicano.

¿Qué hacer como sociedad? Debemos confiar, informar, mantenernos al tanto del tema y exigir resultados al respecto a nuestras autoridades, quienes sí tienen el poder de haber ganado una elección en las urnas, debemos como individuos ser valientes y reprobar estas pésimas acciones que postergan al infinito el desarrollo integral de Michoacán, debemos lograr con la denuncia de las malas acciones de estos grupos de choque transitar de la oligocraciabeligerativa a la democracia participativa. El plebiscito y referéndum podrían poner fin a los chantajes de grupos fácticos, consultando a la sociedad y legitimando las medidas que haya que tomar, elevando el costo político de oportunidad de estas absurdas acciones.

Comentarios: erik.aviles@gmail.com, Twitter: @erik_aviles




Foto/LaJornada

0 comentarios for "Son Indignantes, No Indignados... Por Erik Aviles"

¿Que opinas de esta nota?