Headlines
lunes, abril 22, 2013
.Radiar Noticias Mx

Los partidos politicos y Coordinaciones de Diversidad Sexual

personas





Por Gerardo A. Herrera Pérez

Durante los últimos años, algunos partidos políticos, iniciaron acciones para impulsar la creación de estructuras de la diversidad sexual.

Hasta ahora, el otrora Partido Social Demócrata, tuvo un área especializada para la atención de este segmento de población; hoy, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), ya cuenta al menos en el Distrito Federal y otras entidades federadas Coordinaciones Estatales de la Diversidad Sexual, en tanto que el Partido Revolucionario Institucional ya tiene su Coordinación correspondiente en el Distrito Federal.

Si bien, quienes se han mantenido más activos en la organización de la comunidad Lésbico, gay, bisexual, transexual, intersexual, transgénero y travesti (LGBTTTI) ha sido la Coordinación Nacional de la Diversidad Sexual del PRD, encabezada por Rosa María Trejo Villalobos; hoy, Rafael Ramírez Arana ya integró la Coordinación de Diversidad Sexual en el Comité del PRI del Distrito Federal, estando pendiente conformar la de nivel nacional.

No obstante, cientos de militantes de otros partidos políticos están en espera de que las declaraciones de principios de sus Institutos políticos (entre ellos, PAN, PANAL, PT, PV) abran la posibilidad de que los disidentes sexuales participen políticamente en las contiendas electorales, no solo como votantes, sino como candidatos de elección popular, esto es, votar y ser votados; aspiración legítima que no han podido consolidarse a favor de los disidentes sexuales.

Hoy, ni el INEGI, ni CONAPO, cuentan con datos estadísticos para conocer el número de población LGBTTTI en México, pese a ello, el Diagnóstico sobre la situación de los Derechos Humanos en México, realizado por el Alto Comisionado de las Nacionales Unidas en el año 2003, expresa que existe en México un segmento poblacional homosexual importante, que va del 2.8 al 8% del total de la población; que en el caso de México es de alrededor de los nueve millones de personas, en donde el 80 por ciento tiene capacidad de sufragar, esto es, siete millones 200 mil personas; membresía atractiva para los partidos políticos que requieren o reposicionarse o bien que saben que el voto diverso sexual es fundamental para ganar y es que el voto “diverso afectivo sexual” es hoy una fuerza política.

Nos parece que es importante plantear algunos comentarios en relación al nombre que han adoptado los Partidos Políticos para denominar a sus coordinaciones, como “Coordinación de Diversidad Sexual”; la Diversidad Sexual, es un concepto socioantropológico y político que cuestiona el orden sexual y de género dominante y plantea la aspiración de una sociedad que no discrimine y que garantice el reconocimiento y la equidad para las diferentes variantes de la existencia sexual, de género y el erotismo.

El concepto plantea debatir el poder patriarcal en su sistema de representaciones e identidades sexuales, en sus criterios de distinción sexual y social, en sus ideologías integristas de origen religioso; pero además, el concepto diversidad sexual y afectiva coloca en el lugar de los valores patriarcales, valores democráticos como el reconocimiento de la pluralidad, el respeto, la equidad y la justicia social y desde luego la dignidad de la personas y la tolerancia, y con ello se acepta lo pluricultural y pluriétnico.

Será fundamental que todo aquel Instituto político que cuenta con Coordinaciones de diversidad sexual (Central o estatales), debería plantearse paralelamente el proceso de transformación y cambio de las ideologías androcéntricas, misóginas, patriarcales, sexistas y xenofóbicas que se tienen los militanes por otras ideologías para la inclusión y pluralidad; y es que, de mantener o no hacer un trabajo con las bases de sensibilización y modificación, se estaría frente a contradicciones ideológicas, políticas y sociales.

Crear una comisión de la Diversidad Sexual, implica plantear un cambio en las ideologías, pero también en las declaraciones de principios de los institutos políticos, donde se respete y se reconozca la existencia de la equidad de la diversidad sexual y del reconocimiento también de los afectos y el amor de éstos, pero donde igualmente se condene las dimensiones de la existencia sexual: sexo, género y erotismo con sus implicaciones en el mundo de los afectos y de la organización familiar, porque éstos son elementos centrales sobre los que se monta el sistema sexista que excluye y violenta la igualdad.

Espero que se trabaje en la sensibilización de la militancia partidista, así como que se modifiquen las declaraciones de principios de los partidos políticos en lo inmediato, ello, permitirá incluir los conceptos de diversidad sexual con equidad y respeto; a su vez, se podrían denominar a las Coordinaciones como Diversidad Afectiva y Sexual, que permita comprender la importancia de excluir la ideología patriarcal sobre la existencia sexual diversa y afectiva a efecto de darle un uso más democrático y justo al concepto de diversidad sexual.

Por otro lado, coincido con la posición teórica de Guillermo Núñez Noriega, quien expresa que la diversidad sexual y afectiva es una dimensión de la diversidad que constituye a las personas y a la sociedad, pero es una de las dimensiones más importantes por ser un elemento diacrítico significativo en la organización de las relaciones de poder.

Visto así, cómo deberían denominar a estas Coordinaciones?, la propuesta está en cada instituto político, si han de cambiar sus declaraciones de principios y sensibilizar a sus militantes, les podrían llamar Coordinaciones de la Diversidad Afectiva Sexual, de lo contrario, cómo se les debería denominar?.

La última palabra está en las y los activistas y sus preferencias políticas para trabajar en pos de un nuevo modelo de inclusión y pluralidad política, realizando la incidencia correspondiente; también lo está en los dirigentes partidistas y sus militantes, considerando una visión de equidad, así como en los miembros de la comunidad LGBTTTI que deben manifestar un mayor impulso a lo político para rescatar su disidencia afectiva sexual.

0 comentarios for "Los partidos politicos y Coordinaciones de Diversidad Sexual"

¿Que opinas de esta nota?