Headlines
martes, diciembre 11, 2012
.Radiar Noticias Mx

Enriquecimiento sexenal... Por Luis Patiño Pozas

firma-opinion




En mi opinión...
Por: Luis Patiño Pozas


Es necesario aceptar que con una clase política que se enriquece cada sexenio y con ello se esfuma el presupuesto público, tarde que temprano se pondrá al borde del abismo el desarrollo de Michoacán; Por efectos de una cultura política nociva, se nos hace más fácil hablar de los errores de los “otros” que de los “nuestros”.

Así, podemos predecir que Europa tardara en salir de la crisis; vanidosos observamos de reojo que crecemos ¡más que USA! (3.5 % el año siguiente según SHCP y ligeramente por abajo del cierre del último trimestre que se calcula en un 3.9%) pero no aceptamos que el endeudamiento en las finanzas estatales y municipales en bien poco ayudó a la entidad y sus pobladores.

En esta ruta les propongo un pequeño ejercicio comparativo: En España existen 17 parlamentos autónomicos, 41 diputaciones provinciales, aún cuentan con 4 mil empresas públicas y ¡8 116 Municipios! Todo ello operado por 200 mil empleados públicos, administrativos y posiciones políticas, cuál más goza de gastos de viaje, vehículos, gastos de representación y la administración central declara orgullosa que han eficientado el aparato estatal ya que al termino de la dictadura el número de empleados alcanzaba la cifra de un millón de plazas.

Las administraciones autonómicas cuentan con embajadas en el exterior y en algunos casos como en Cataluña se contratan a un par de miles de “especialistas” para elaborar el plan estratégico de desarrollo.

¿Les parece conocido este cuadro?

La multicitada transición a la democracia y el derrumbe del PRI – hoy de regresó y con frescura- sólo redistribuyó los vicios de forma plural y en las tres esferas de gobierno.
Los gobernantes frente a sus electores, se distribuyen jugosas prebendas, bonos por fin de sexenio, compensaciones “al mérito”, subvenciones en el pago de la energía eléctrica o del servicio de agua potable, gastos de viaje etcétera, todo con cargo al erario ¡por supuesto!

El colmo y como un fenómeno a observar en los próximos días: mientras el gobierno de la República anuncia un estricto plan de austeridad (considerando que no se encuentra en los niveles de endeudamiento que la administración michoacana), aquí, se subsidia a una de las empresas privadas más importantes del país.

No hay presupuesto que aguante.

Es imprescindible contener la forma irresponsable como se administran los recursos públicos en Michoacán, los tiempos de los caciques que eran dueños de “vidas y haciendas” ya concluyeron.

El Gobernador Vallejo Figueroa y la legislatura local, pronto demostraran si dejarán “enfriar” o para mejores momentos el castigo al despilfarro, al desorden, el caos y la decadencia moral que empieza a permear entre los michoacanos.

Se ha dicho, que existen ex funcionarios honestos que no se enriquecieron ilegítimamente, deben de existir, pero junto a ellos co existen algunos que nos les alcanzará su vida y las de sus generaciones para consumir las escandalosas sumas de dinero extraído de los impuestos de los contribuyentes.

La sangría debe detenerse y para ello se hace necesaria una opinión pública exigente, partidos políticos responsables, toda una nueva forma de participación de la sociedad. El actual grupo en el poder, debe comprender que las nuevas manifestaciones no buscan necesariamente recompensas materiales, buscan libertad.

Por lo que es recomendable trastocar de inmediato la distribución del presupuesto y empezar a saldar tanta vejación a la mayoría de la población.

La nueva administración federal, por lo menos a nivel discursivo, explora esa ruta. Por ello ofende que la Legislatura local, lejos de coadyuvar con este esfuerzo disfrute de la “suspensión” de sesiones.

Crecer a tasas mayores del 3%, implica una modificación sustancial en la estructura y distribución del presupuesto. Reducir gasto en burocracia y aumentar en inversión pública.
¿Es tan difícil de entender?

















0 comentarios for "Enriquecimiento sexenal... Por Luis Patiño Pozas"

¿Que opinas de esta nota?